¡Defiendan a todos los inmigrantes y mantengan las familias juntas, y diganle no al ICE!

Share with your friends








Submit
This article in English

Miles de personas han salido a las calles para armar protestas y ocupar las oficinas del ICE, para demandar y ponerle fin a la política de “cero-tolerancia” de Trump, la que separa a los hijos pequeños de sus madres y padres en la frontera sur de los EEUU. Ya es el tiempo que le digamos cero tolerancia a las políticas draconianas del matón-en-jefe.

Casi a diario los legisladores han anunciado modificaciones a las políticas oficiales de inmigración que afectan a las familias de los refugiados, los cuales arriesgan sus vidas por entrar a los EEUU, sin embargo, ningunos de estos supuestos cambios han hecho ninguna diferencia real a lo que está sucediendo. Alrededor de 2000 niños siguen separados de sus padres y detenidos por tiempo indefinido. Muchos de los madres y padres han sido deportados sin saber donde se encuentran sus hijos. Los niños han sido dispersados por diferentes partes de la nación y los tienen detenidos en campos tipo NAZI, en albergues de lucro, en el acogimiento familiar, y pronto también serán detenidos en bases militares. Los tienen enjaulados como animales, y los fuerzan a dormir en el piso frío de las bodegas. Carecen de necesidades básicas, los abusan, les dan drogas psicotrópicas, no los dejan que se abracen entre ellos. ¡Prohibir abrazos—esto es un escándalo!

La indignación y las grandes manifestaciones obligaron a Trump a anular la política de separación de las familias. Pero aun persisten con políticas represivas, y continúan demonizando y tratando, a los refugiados que buscan asilo, como criminales, aun cuando buscan asilo porque están huyendo de condiciones opresivas y explotadoras que sufren en sus países. Hay condiciones que han sido causadas por décadas de parte de EEUU para dominar a los países de Centro- y Latinoamérica, y a la vez apoyado por los partidos Republicano y Demócrata. Los cuales han causado a los latinoamericanos que pierdan sus trabajos, pierdan sus tierras, que vivan una pobreza masiva, con corrupción y violencia. Mientras tanto una profunda recesión amenaza a los EEUU, el capitalismo tiene una crisis que no puede arreglar. Las políticas racistas de Trump y el vicioso maltrato de los refugiados, y a la vez tratados como chivos expiatorios, son intentos desesperados por la clase social que gobierna en EEUU para mantenerse encima de todos.

Mientras tanto los legisladores les dan rienda suelta a las corporaciones multinacionales para que muevan su dinero y sus mercancías a través de las fronteras, pero a la vez tratan al inmigrante y al refugiado como criminales cuando entran a los EEUU. Los trabajadores demandan los mismos derechos que las corporaciones de moverse libremente para cruzar de frontera en frontera.

Las políticas xenófobas y la militarización que existen en los dos lados de la frontera solamente pueden ser detenidas por un movimiento unido por inmigrantes, por sindicalistas, por izquierdistas y por todas las comunidades que son atacadas. Los enemigos de los inmigrantes son los mismos poderes que permiten que los policías maten a los jóvenes negros con impunidad, los mismos poderosos que mandan casi $4 billones cada año a Israel para financiar el genocidio de los palestinos.

Nuestra indignación debe ir más allá de las manifestaciones únicas, para así sostener una campaña masiva dirigida para cerrar las instituciones que nos reprimen.

¡Todos salgan el 30 de junio a las protestas masivas nacionales, para demandar que se le ponga fin a las políticas brutales de Trump que separan a las familias de los inmigrantes y refugiados! ¡Acabemos con ICE!

Abajo con la prohibición de viajar a los EEUU contra los países donde la mayoría son musulmanes—contra los ciudadanos de Siria, Irán, Libia, Yemen, y Somalia, y también abajo con la prohibición de viajar a los EEUU contra los ciudadanos de Corea de Norte, y de Venezuela.

  • Pónganle fin a las detenciones de inmigrantes indocumentados, a la criminalización, al trato inhumano; reunifiquen a las familias separadas inmediatamente.
  • Que haya derechos legales, humanos, y laborales para todos los inmigrantes que vengan de otros países.
  • ¡Abran las fronteras!
Share with your friends








Submit