Adopta una postura justa contra las órdenes de deportación dictatoriales de Trump

Share with your friends








Submit
This article in English

El Partido de Libertad Socialista denuncia las indignantes e inhumanas órdenes de deportación de Trump del 21 de febrero, se compromete a defender a los inmigrantes de cualquier condición migratoria de cualquier manera posible, e insta a los demás para que hagan lo mismo.

Trump ordenó que estas directivas se apliquen a cualquiera y a todos los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados que los agentes federales o que las autoridades locales capturen o que simplemente encuentren. Al hacerlo, su gobierno condena a un importante sector de la población de EUA a vivir en un estado policiaco – y no sólo a inmigrantes sin papeles, sino también a todos los que se piense que no tienen papeles.

¿Y cuál es la razón de esto? Durante la campaña, Trump asoció el “problema” de la inmigración con la llamada lucha contra el terrorismo. De hecho, su cruzada contra los inmigrantes es terrorismo de Estado. ¿Qué peligro plantean los inmigrantes? ¿La amenaza de cosechar los campos del país, cocinar su comida, criar a sus hijos, limpiar sus edificios? La aseveración de Trump de que los trabajadores indocumentados son una “amenaza” es otro ejemplo de su lucha contra la realidad.

Y él no es el único responsable; él está ayudando a cumplir un programa de la derecha de hace mucho tiempo. Un vocero de la Federación para la Reforma Migratoria Americana denominó las órdenes de deportación de Trump, “una Navidad en febrero”.

¿Qué pueden hacer aquéllos que apoyan los derechos humanos y de los inmigrantes?

Podemos abrir nuestros hogares y animar a nuestras escuelas, iglesias y centros comunitarios a que se declaren refugios para inmigrantes que necesiten resguardo.

Podemos exigirles a nuestros legisladores que condenen los actos del Gobierno, que se rehúsen a ayudar a que sean implementados, y podemos insistir que las protecciones constitucionales cubren a todos los residentes de EUA, sin importar su condición migratoria.

¡Podemos resistir! Podemos manifestarnos, parar autobuses en los centros de deportación, rehusarnos a cooperar con la policía.

¡Ningún ser humano es ilegal!

Share with your friends








Submit