Derechos reproductivos: Su moral y la de nosotros

Share with your friends










Submit

Ellos juzgan a una aglomeración de cédulas fetales a ser de mayor valor que la vida de una mujer. Y estos misóginostas- de la Mayoría

Moral a la Iglesia Católica, del Capitolio a las legisladuras de los estados-andan volando alto.

Atendedores de juntas chillando por los derechos de personificación fetal estan propelando un cambio a la Constitucion de los Estados Unidos que definiría el aborto como asesinato.

Fondos federales, entretanto, han sido cortado de mujeres desesperadamente necessitando un aborto.

Los anti-aborto dicen que ellos tienen “moral.” ¿Exactamente, cual es su moral?

Descalzas y embarazadas.

El programa de la derecha para las mujeres es los contrario de la beata habla derechista acerca de la santidad de la vida humana y la protección de huevos fertilizados.

1. Conservativos están atras del gran aumento de esterelizaciiones forzadas. Esta operación ha quitado completamente y permanentemente el control sobre los cuerpos de vastos números de mujeres quienes son primeramente pobre, Indias, Chicanas, Puertomqueñas, o Negras. Frecuentemente tomadas como victimas son las mujeres etiquetadas mentalmente o fisicamente “incapacitadas.”

2. Conservativos fervorosamente pelean contra cualquier atento a parar la venta de fórmula infantil a países del Tercer Mundo. Los hipócritas, en el nombre de la empresa libre, orgullosos defienden esta práctica mortal aunque esta es responsable por la muerte de miles de infantes. (Sumado a otros problemas, la formula debe ser mezclada con agua, pero el agua local muchas veces esta contamináda.)

3. Asegurando que todavía no hayan sido esterlizadas como piezas procreadoras indeseables, mujeres sin fondos para tener abortos están siendo forzadas al embarazo en contra de su voluntad. Y suponiendo el sexismo del establecimiento médico, esto significa décadas de criar niños sin importar los terribles riesgos a la salud de la madre y el niño.

4. Si los anti-aborto ganan, mujeres van a ser otra véz forzadas al carmcería y daflos abortos en callejones.

La “moral” de los reaccionarios demanda que las mujeres seán desvestidas de todos sus derechos, dignidad, el poder de escoger, su misma persona. Y los histéricos “pro-familia” no son por ninguna vida humana o relación sino por los prerogativos patriarcas de hombres heterosexuales, blancos y casados. Reclaman más altos indices de natalidad para la raza blanca encuanto que obligan a la gente de color que se someta a la esterilización.

La retórica pro-vida es una tapa cínica para los ataques viciosos sobre mujeres y niños, reduciéndolos a cosas — cuerpo y alma perteneciendo al masculino Cabeza del Hogar. Esta subyugación de los indefensibles es la llave a la propaganda derechista para sostener el casco decadente del Capitalismo.

La familia nuclear heterosexual, con la mujer como esclavo doméstico, es la fundación económica del capitalismo, vital a su existencia. Dentro la unidad de la familia, el trabajo doméstico es hecho por las mujeres sin ningún pago. Y teniéndolas descalzas, embarazadas, cuidando a los niños, y fuera del mercado de trabojo es, simplemente, muy bueno para el comercio.

La moral de los de fa derecha, desvestida de su halo, expresa nada menos que los intereses sociales y económicos de la clase gobernante.

Izquierdistas en retirada.

La Union Soviética, en su pico revolucionario bajo Lenin y Trotsky, reconoció que la iqualdad real para las mujeres significaba libertad sin condición de aborto y divorcio, como también la provisión de guarderías de niños y la socialización del trabajo casero.

Péro la degeneración Estalinista negó algunas ganancias básicas de la revolución de Octubre, y el aborto fué declarado ilegal. Trotsky llamó este crimen “Térmidor en la Familia”:

En lugar de abiertamente decir, ‘Hemos probado todavia muy pobres e ignorantes para la creación de relaciones socialistas entre hombres, nuestros hijos y nietos realizarán este intento,’ los líderes (Estalinistas) están forzando a la gente a pegar junta otra véz el casarón de la familia quebrada, y no solamente eso, sino consideraria, bajo la amenaza de castigo extremo, el núcleo sagrado de el socialismo triunfante. Es duro medir con el ojo el alcance de esta retirada.
-La Revolución Traicionada, 1936

Así como la retirada, Estalinista sobre los derechos reproductivos marcó la degeneración de la Revolución Rusa, asi el equívico de ahora sobre el aborto por la Izquierda centrista y democrática social es un medida de su capitulación a la presión reaccionista.

No desde los debates de los 1960’s sobre la liberación de las mujeres, ha habido una muestra tan corrompida de sexismo izquierdista como en la reciente publicación de artículos contra-aborto en periódicos izquierdistas, tales como In These Times, Win, y The Progressive.

Estas publicaciones sostenen que un radical está moralmente libre sobre disputas económicas de empoderar al gobierno capitalista a invadier el cuerpo de una mujer y nacionalizer su útero.

Haciendo campo para y pacificando contra-aborcionistas, The Progressive hace un llamado para una “resuelta común para construir un mundo en el cual libertad de elección y el derecho de vida puedan co-existir.” Que mundo.

Después de todo, agrega John Judis de In These Times, “[Aborto] es un punto tanto morol o religioso como también politico.” Péro así lo son el matrimonio legal, sucidio, heterosexualidad, etc. ¿Pesa el Papa ahora más que el humanismo?

el ataque contra derechos reproductivos es fusionado filosóficamente, programaticamente y organizacionalmente con la politica reaccionista. Ni siquiera los liberales perennamente cobardes tienen algún negocio publicando propaganda derechista o suplicando con sus proveedores por la coexistencia pacífica (como lo hizo N.O.W. hace dos años).

El sexismo crónico entre liberales y radicales los lleva directamente a el campo de moralidad burguesa la reacción.

De otra manera.

Hechos materiales y médicos indican que el feto, con una potencia no convertible en vida, es nada más una aglomeración de cédulas incapaz de una existencia independiente aparte de la mujer cuyo cuerpo lo está construyendo.

Péro la vida de una mujer es una vida humana. Y para retener su humanidad, ella debe de tener completo control sobre su propio cuerpo. La decisión de tener un niño debe ser la de ella – no la de su esposo, padre amante, sacredote, o legislador.

No puede haber condiciones a este derecho inalienable de mujeres! La simple biología le da a la mujer el derecho de escoger, y se lo impide al hombre, porque no es su cuerpo el que debe concebir, alimentar y cargar el feto por nueve meses.

La mas pequeña concesión a la teoría de que el útero de la mujer pertenece a cualquiera menos a ella, es una llamada para que las mujeres sean las esclavas reproductivas de los hombres.

La moral es un punto politico.

El punto moral de feministas revolucionarias es uno de incomprometimiento y rechazo sin rendimiento de aún la más pequeña violación sobre los derechos reproductivos de cualquier mujer.

No esterlización forzada.

Aborto gratis sobre demanda.

Cuidado de niños soportado por el estado y, o por la industria.

Un salario decente para mujeres y trabajadores jóvenes.

No inegualdad basada sobre raza, sexo, o sexualidad.

¿Su moral? La reducción de mujeres a críar animales y servicio domestico.

¿Nuestra Moral? Una sociedad libre y harmoniosa que respete los derechos y sirva las necesidades de mujeres, niños, y hombres a quienes el capitlalismo ha convertido en proscriptos.

¿Cuál moral ha de pevalecer?

Share with your friends










Submit