EBONICS: El inglés negro merece un lugar en las escuelas

Share with your friends










Submit
This article in English

El diciembre pasado, cuando la Mesa Directiva de Educación deOakland, California aprobó una resolución referente al “ebánico”(ebonics) (modificada posteriormente), causó un sobresaltode costa a costa.

La Mesa votó por el reconocimiento de los sistemas lingüísticosde África Occidental, Níger y El Congo como la lengua predominanteentre los estudiantes afroamericanos e indicó que los educadoresdeberían utilizar el ebánico para ayudar a los estudiantesa dominar el idioma inglés.

Los políticos y los medios de comunicación respondieroncon una descarga racista e incendiaria denigrando al ebánico, o inglésnegro, y culpando a los mismos afroamericanos de sus problemas.

Clinton decretó que no se proporcionarían fondos para apoyarel ebánico. El regente de la Universidad de California, Ward Connerly,uno de los principales destructores de la acción afirmativa, se burlóde que la juventud negra “se ha tendido una trampa a sí mismaal hablar Š jerga (slang) Š que la gente no puede entender.”

Las distorsiones por parte de los medios de comunicación, y lafalta de claridad de la misma Mesa, también dio como resultado quemuchos padres de familia tuvieran fuertes objeciones con referencia al plan.Ellos creían – erróneamente, según la Mesa lo indica- que de hecho el ebánico se les enseñaría a los estudiantesafectando así su capacidad de dominar el inglés común.

El plan de la Mesa se originó a causa de las condiciones deplorablesde los estudiantes afroamericanos. No menos deplorable fue la reacciónrepresiva y menospreciativa a la resolución por parte de las clasesdirigentes. Ambos fenómenos demuestran claramente que las clasesdirigentes tratan a los estudiantes afroamericanos simplemente como si fuerandesechables.

La biología de la falsedad.Las raíces del racismo han sido estudiadas por el sociólogoafroamericano Oliver Cox y por otros. Ellos han documentado la necesidadque tiene el capitalismo de crear una casta de gente que pueda ser segregadaa causa del color, que se pueda tratar de manera inhumana, que pueda recibirsalarios injustos y que se pueda utilizar como “un ejércitolaboral de reserva” para mantener latiendo el pulso de Wall Street.

Las condiciones adversas de la economía actual implican que eldestino de millones de niños de ojos hermosos no será de salariosbajos, sino de ausencia de salario, pues no hay trabajo. ¿Quiénnecesita una buena educación para hacer colas en las oficinas dedesempleo?

La justificación de esta realidad la ofrecen los pseudo-científicoscomo los autores de La Curva de campana (The Bell Curve),quienes arguyen que los afroamericanos están condenados a poseerun nivel intelectual más bajo y, por lo tanto, a tener un nivel devida inferior a causa del azar genético. Los reaccionarios como éstosafirman que el ebánico es prueba de la inferioridad de los negros.

No es sólo “cosa de los negros.”Hoy día lingüistas y académicos, incluyendolos afroamericanos, no están de acuerdo si el inglés negroes una lengua o un dialecto. Estos conceptos están demasiado relacionadoscomo para establecer una distinción absoluta.

Cualquiera que sea el caso, la situación es clara: el ebánicono es una “violación” o degradación del ingléscomún sino una forma válida de comunicación con pronunciación,entonación, vocabulario y gramática específicos. Enliteratura está representado por algunas de las obras de Alice Walker,Zola Neale Hurston y otros.

No todos los afroamericanos hablan ebánico. También lohablan otros jóvenes pobres y de la clase obrera de todos loscolores que han crecido en comunidades mixtas. Es una integraciónde las lenguas africana e inglesa que contribuye a la riqueza de la culturageneral de los EEUU, como en el caso del Jazz y de otras innovaciones enla música, la literatura, el vestido y otros campos.

Parte dela solución. Las metas de la Mesa Directiva Escolar, osea legitimar el ebánico y utilizarlo como puente hacia el ingléscomún, son buenas. Sin embargo, el ebánico es sólouna parte de la solución de los problemas de los niños deOakland, negros y de otras razas.

Las condiciones de las escuelas de Oakland son deplorables. Los materialesdidácticos son escasos; los edificios están destruidos; alos estudiantes se les “almacena” en los llamados salones portátilessin ventanas. En 1996, después de un congelamiento de salarios queduró cinco años, los maestros de Oakland se lanzaron a lahuelga para exigir mejores salarios y la reducción del tamañoexcesivo de las clases.

Actuando como gerencia, la Mesa Directiva Escolar intentó romperla huelga declarando que no había fondos para las mejoras que sepedían y para alejar a los padres de familia y a la comunidad delos maestros calificando a éstos de blancos codiciosos (35 por cientode ellos son negros) que no les importan los estudiantes afroamericanos.

Si la Mesa realmente quiere ayudar a los estudiantes, sin embargo, seconvertirá en la aliada de los maestros, no en su enemiga, y lucharáa su lado para mejorar las escuelas.

¡Educación de calidad ahora! Sinduda, los estudiantes de color son los que más sufren a causa delas malas escuelas de Oakland. Los afroamericanos constituyen el 53 porciento del total de estudiantes, pero son el 71 por ciento deaquéllos en clases de educación especial y el 64 porciento de los que están cursando un grado por segunda vez.

A nivel nacional, la brecha en el nivel de desempeño entre losestudiantes de color y los blancos se está ensanchando. Esto se debeprincipalmente a que los distritos escolares con dinero, los cuales educana niños blancos principalmente, gastan casi dos veces máspor estudiante que los distritos pobres, los cuales educan a másjóvenes de color.

El problema no es que los afroamericanos sean inferiores, sino que recibenuna educación inferior a causa del racismo institucionaly la denegación de recursos.

Para aprovechar el potencial máximo de todos losestudiantes es necesario incrementar el financiamiento de las escuelas yrespetar las distintas culturas, incluyendo las lenguas.

El novelista negro pionero James Baldwin escribió en 1979 en defensadel inglés negro que “Šla lengua es un instrumento político,un medio y una prueba de poder.” Todos los estudiantes de los EEUUnecesitan aprender la lengua dominante para sobrevivir; pero para poderaprender el inglés es necesario valorar sus lenguas maternas, yasea ebánico, español, vietnamita o cualquier otra lengua.Esto implica que los maestros necesitan aprender ebánico para comunicarse bien con los estudiantes.

Una canción laboral tradicional exige no sólo pan sinotambién rosas. En el ámbito de la educación exigimosno sólo más dinero para libros de texto y maestros sino elebánico también.

Elspeth Kramer es una feminista socialistaafroamericana y nuevo miembro de las Mujeres Radicales de la Ciudad de NuevaYork. La activista asiático-americana EmilyWoo Yamasaki es organizadora de la Brigada Internacional Feministaa Cuba.

Share with your friends










Submit