Haciendo que reviva el desierto electoral: Candidatos del FSP se postularán en 1998

Share with your friends










Submit
This article in English

¿Deben los socialistas participar en la política electoral? En su libro Comunismo de izquierdas: Padecimiento infantil, Lenin arguye que sí con vehemencia. El Partido de Libertad Socialista (Freedom Socialist Party, FSP) está absolutamente de acuerdo; cuatro de nuestras casas tienen planes de postular candidatos para puestos estatales y locales este año.

El panfleto de Lenin, escrito para el segundo congreso de la Internacional Comunista de 1920, estaba dirigida a los comunistas alemanes de “izquierda” de su época, los cuales, por respeto a sus principios, se abstenían de participar en la política electoral.

Según la paráfrasis de Lenin acerca de la posición de dichos comunistas, ellos desdeñaban “toda reversión a las formas de lucha parlamentarias, las cuales se han vuelto obsoletas histórica y políticamente.”

Al contrario, escribió Lenin. Aunque sólo una minoría de trabajadores vote por los partidos de sus clases enemigas, tales como los demócratas y los republicanos de hoy, “sin duda esto implica que el parlamentarismo … todavía no es políticamente obsoleto, que la participación en las elecciones parlamentarias y en la lucha en el estrado parlamentario es obligatorio para el partido del proletariado revolucionario precisamente con el propósito de educar a los estratos atrasados de su propia clase.”

Los marxistas de los países capitalistas deben realizar su labor dentro de los parlamentos y en “todo tipo de instituciones reaccionarias,” escribió Lenin, de otra manera “se arriesgan a convertirse en simples habladores.”

Los trabajadores son abandonados por la abstención de la izquierda. Si viajamos 78 años hacia adelante a los Estados Unidos, encontraremos a la izquierda muy necesitada de la sabiduría de Lenin.

Por décadas el Partido Comunista de EEUU ha representado a candidatos con su bandera y a la vez ha exhortado oportunista y traicioneramente a los votantes a apoyar a los demócratas, a quienes promovieron en 1996 como la mejor línea de defensa en contra del “fascismo” representado supuestamente por los republicanos.

En otras áreas de la izquierda, la Liga Espartaquista (Spartacist League) Trotskista, el Partido Comunista Revolucionario (Revolutionary Communist Party) Maoísta y la Organización de la Internacional Socialista (International Socialist Organization) denuncian a los partidos gemelos del capitalismo y presentan una alternativa a los votantes: la revolución inmediata.

Su miedo y desprecio por trabajar dentro del sistema existente para exigir medidas de transición que presione a dicho sistema y que instruya acerca de la necesidad del socialismo es precisamente lo que Lenin advirtió que no se debería hacer.

Por otra parte, en sus días de apogeo el Partido de Obreros Socialistas (Socialist Workers Party) Trotskista tomó muy en serio el dictamen de Lenin.

Además de postular candidatos políticos, el Partido de Obreros Socialistas se defendió con vigor en los tribunales burgueses durante el juicio de sedición de 18 miembros del partido en 1944, aprovechando la oportunidad histórica de presentar ideas revolucionarias a grandes audiencias.

Sin embargo, hoy en día sus campañas de elecciones no son ni la sombra de lo que eran. ¡Sus candidatos dicen abiertamente que no desean ganar!

El FSP se lanza al ring. El Partido de Libertad Socialista tiene la intención de transmitir el vigor que tanto necesita el campo electoral. Nuestra intención es realizar campañas del FSP donde sea posible y a la vez continuar trabajando en el nuevo Partido del Trabajo (Labor Party) y exhortar al LP a que comience a postular candidatos.

En la convención de nuestro 30avo. aniversario en enero de 1997, los miembros sancionaron esta proposición con entusiasmo.

El electorado necesita una alternativa radical a la política del “menos malo”, dijeron los miembros, y en el FSP necesitamos demostrar nuestra seriedad con respecto a la habilidad de los trabajadores de llevar las riendas del estado para servir a los intereses de los sectores más oprimidos de la sociedad.

Los candidatos del partido adquirirán mucha experiencia en su papel de aspirantes representantes del proletariado que luchan seriamente por crear reformas a la vez que abogan por el cambio económico y social fundamental hacia el socialismo.

En enero de 1998 el Comité Nacional del partido se reunió para planificar sus actividades. Ésta es la situación actual:

* Stephen Durham intenta postularse para la asamblea estatal del estado de Nueva York en representación del Distrito 71, el cual incluye Harlem y Washington Heights.

* En Los Ángeles, Muffy Sunde es el candidato del FSP para el Partido de la Paz y la Libertad (Peace and Freedom Party) del Distrito 22 del senado estatal.

* En el área de la Bahía de San Francisco, Moisés Montoya se postulará para un puesto en el ámbito educativo.

* Adrienne Weller está preparando su campaña para la Cámara de Representantes del estado de Oregón del Distrito 18, el cual es un barrio con diversidad en el corazón de la comunidad negra de Portland.

* En Seattle, donde Yolanda Alaniz, candidata del FSP, ganó el 18 por ciento de los votos en su campaña de 1991 para el Ayuntamiento, Guerry Hoddersen se postulará para representante estatal.

Share with your friends










Submit