Carta abierta del Partido de Libertad y Socialista al Dr. Néstor García Iturbe

Share with your friends










Submit

This statement in English / Este declaracions en inglés

Dr. Néstor García Iturbe
La Habana, Cuba

Estimado Dr. García Iturbe,

En el reciente artículo “El monstruo de mil caras llamado CIA”, publicado en CubaNews listserv con sede en EEUU, Ud. describe al Partido de Libertad Socialista de EEUU como un frente de la CIA para derrocar a la Revolución Cubana.  Aparentemente, Ud. llegó a esa conclusión después de leer “El destino de Cuba al filo de la navaja” de la Dra. Susan Williams, el cual examina la posibilidad de que regrese el capitalismo a Cuba y de que el Gobierno se pueda estar dirigiendo en esa dirección bajo el mando del presidente Raúl Castro. 

Ud. escribe que el único propósito del artículo de la Dra. Williams es reclutar a individuos descontentos que han sido afectados adversamente por el bloqueo de EEUU para crear una facción dentro del Partido Comunista Cubano o una filial del FSP en Cuba (no está claro cuál de las dos), con el propósito de derrocar al Gobierno actual.  Para llevar a cabo este proyecto, a la Dra. Williams, miembro del Comité Nacional del Partido de Libertad Socialista, se le acusa de ya haber reclutado a simpatizantes en Cuba (a quien suponemos que también se les ha satanizado por su supuesta relación con la CIA sólo porque tuvieron la desgracia de que su nombre se mencionó en el artículo). 

Para “probar” que el FSP es un enemigo del Estado, Ud. emplea un silogismo falso: la Dra. Williams piensa que en Cuba existe la necesidad de más democracia, el cual es el mismo mensaje emitido por la inteligencia de EEUU; por lo tanto, el FSP es un plan secreto de la CIA para “sembrar las semillas de la discordia” en la isla.  Ud. no pudo distinguir entre el llamado de Williams a favor del fortalecimiento de la revolución mediante la expansión de la democracia de los trabajadores y los esfuerzos del Gobierno de EEUU por sustituir al Estado cubano con el dominio capitalista a través de la democracia burguesa

Después de haber difamado al FSP como colaborador de la CIA, Ud. le imputa motivos contrarrevolucionarios a todo lo que afirma Williams, sobre todo cualquier comentario positivo acerca de los logros de Cuba.  Éste es, advierte Ud., sólo un intento para atraer a los incautos a nuestra red.  Debido a que su incendiario editorial se dedicó a denigrarnos, Ud. evita discutir la cuestión central planteada por el FSP y la Dra. Williams como simpatizantes de la Revolución Cubana: “¿Cuánto tiempo más puede la isla resistirse al retorno del capitalismo?” 

Sería tentador ignorar su artículo como un absurdo intento de arruinar nuestra reputación pues Ud. parece tener muy poco interés en saber realmente qué es el FSP.  ¿Realmente somos enemigos de la Revolución o existe la posibilidad de que seamos amigos críticos?  ¿Cuál es nuestra historia en el movimiento de solidaridad con Cuba y qué estamos proponiendo hoy día?  Intentaré responder a estas y otras preguntas que plantea en su artículo.  Tal vez no le agraden nuestras respuestas pero por lo menos hablaremos de hechos concretos. 

Vayamos al grano 

El FSP no propone una revolución social en Cuba.  Pensamos que Cuba aún es un estado de trabajadores, aunque necesita reformas, y que la clase trabajadora internacional debería defenderlo.  No proponemos una revolución política ni un sistema multipartidista en Cuba.  Ambas opciones podrían crear oportunidades para aquéllos que se oponen al estado de trabajadores, los cuales reciben apoyo de EEUU.  Dadas las circunstancias del embargo y el continuo estado de sitio, ni siquiera recomendamos que se formen facciones dentro del Partido Comunista Cubano. 

Sí creemos que se deberían permitir distintas tendencias dentro del Partido Comunista Cubano para discutir la mejor estrategia para la actual crisis mundial del capitalismo y sus efectos en la isla.  El PCC necesita examinar, así como lo hacemos nosotros, qué lecciones debemos aprender del resurgimiento del capitalismo en China y en el antiguo bloque soviético así como de la transformación de los antiguos partidos revolucionarios en gobiernos capitalistas en El Salvador y Nicaragua. 

Que nosotros sepamos, no tenemos “seguidores” en Cuba y por ser nosotros mismos víctimas del espionaje policíaco y la disrupción política por parte de las distintas agencias policíacas del Gobierno de EEUU, es irrisorio pensar que colaboraríamos con la CIA… ¡o que la CIA nos contrataría! 

Ud. arguye que nuestras críticas de Chávez y de los miembros del ALBA “no son diferentes” de las de los grupos de frente del gobierno de Obama y de la CIA, cuando en realidad nuestra perspectiva es exactamente lo opuesto.  Si bien las fuerzas a favor del capitalismo están luchando para proteger la propiedad privada, nuestra crítica es que las contadas nacionalizaciones en Venezuela no han sido lo suficientemente extensas y que la idea de que las “economías mixtas” pueden llevar al socialismo es un espejismo peligroso. 

Es cierto que nos guiamos por la idea de León Trotsky de que el socialismo no se puede dar en un solo país porque los imperialistas intentan constantemente derrocar a la Revolución y los dictámenes del mercado mundial corroen eventualmente la producción socializada.  Ud. le llama a esto “la antigua teoría trotskista de que no es posible hacer la revolución en un solo país”.  Esto es realmente una manera errónea de interpretar el concepto de Trotsky.  Por supuesto que es posible hacer la revolución en un solo país pero lo que no es posible, al final de cuentas, es impulsar la revolución hasta la victoria plena del socialismo, el cual es por definición un sistema basado en el más alto nivel tecnológico que una sociedad haya logrado y que sólo se puede lograr con la colaboración económica internacional, o sea, por medio de un sistema mundial.  Antaño ésta era sólo una “teoría” pero ha sido validada por el resurgimiento del capitalismo en China y en la Unión Soviética. 

Según nuestra perspectiva, la única manera de que la Revolución Cubana pueda evitar este destino es garantizar el control de los trabajadores sobre las decisiones que se deben tomar en esta angustiosa situación – por medio de organizaciones en los puntos de producción – y que los revolucionarios de todo el mundo promuevan una revolución socialista internacional y no las peligrosas e inestables alianzas con sus burguesías locales (frentes populares) que al final darán como resultado la traición de la causa obrera en Cuba y por doquier. 

Sí, la Dra. Williams se refirió  al Partido Comunista Cubano como una organización burocrática estalinista, no como epíteto sino como la caracterización de un régimen que es antidemocrático debido a la ausencia de consejos de trabajadores y a la existencia de restricciones a la libre expresión y toma de decisiones tanto en la sociedad en general como entre de las bases del partido.  En la realidad, los líderes del partido sí se guían por la teoría de construir el socialismo en un solo país como consecuencia de poner los intereses de Cuba por encima de los intereses de la revolución mundial (sin la cual no puede sobrevivir).  A diferencia de los bolcheviques, el PCC nunca ha hecho un llamado a favor de la fundación de una nueva Internacional Comunista que ayude a guiar y apoye la revolución socialista en todo el mundo; las diversas discusiones académicas que Cuba mantiene sobre el futuro del socialismo no son un sustituto adecuado.  Al contrario, en el pasado los líderes del partido han intentado reconciliarse con el imperialismo – por ejemplo, cuando le ofrecieron luchar contra el terrorismo después del ataque del World Trade Center – cuestión que hemos planteado en el pasado.  Consideramos que la reconciliación es un acto fútil dada la hostilidad de Washington hacia todo lo que sea comunista o incluso hacia lo que sea levemente radical.  Hablamos de esta forma como radicales de EEUU que conocen bien las políticas de su Gobierno. 

Tiene Ud. razón de que la Dra. Williams no ubicó a la Revolución Cubana dentro del actual contexto político mundial.  Lo hemos hecho en otros ámbitos y ahora, leyendo el artículo con ojos cubanos, nos damos cuenta de que habría sido mejor plantear un panorama más detallado y amplio de nuestra perspectiva de la Revolución Cubana en este artículo.  Por esa razón, abajo encontrará enlaces a algunos de nuestros artículos acerca de dicho tema. 

Una larga historia de defensa de la Revolución Cubana 

En el último párrafo de su artículo, Ud. declara que “es tan fácil de detectar, la CIA…”.  Aparentemente no es TAN fácil pues un poco de investigación de su parte le habría permitido enterarse de los muchos años de apoyo y defensa de la Revolución Cubana por parte del FSP. 

Clara Fraser, nuestra fundadora, era líder de la filial de Seattle del Partido Socialista de los Trabajadores a principios de la década de 1960 y fue la organizadora del Fair Play for Cuba Committee, trabajo que le acarreó amenazas que hicieron necesario instalar guardias en su domicilio las 24 horas del día durante algunos meses. 

Los miembros del FSP han participado en varios desafíos abiertos al bloqueo.  En 1994, el actual Secretario Nacional del FSP en EEUU, Doug Barnes, dirigió la primera caravana de Pastores Canadienses por la Paz en Cuba.  Otros miembros participaron en caravanas posteriores que llevaron autobuses y suministros a la isla con los Pastores por la Paz. 

Durante el Período Especial, la Sra. Fraser planteó la idea de una Brigada Feminista Internacional en Cuba, la cual llevó aceite de cocina y suministros médicos y escolares a La Federación de Mujeres Cubanas (FMC) violando abiertamente la prohibición de EEUU.  Más de 50 hombres y mujeres de Canadá, EEUU, Australia y Sudáfrica participaron en la brigada. 

Somos veteranos desde hace muchos años del movimiento de solidaridad con Cuba en los EEUU, Australia y Canadá.  Hemos organizado o ayudado a organizar docenas de eventos para cubanos que han visitado los tres países.  Hemos sido miembros de la Red Nacional por Cuba durante muchos años y actualmente somos miembros del Comité Nacional para Liberar a los Cinco Cubanos a quienes hemos ayudado a organizar reuniones de solidaridad.  También hemos publicado artículos en el periódico Freedom Socialist.  A través de los años, este trabajo de solidaridad ha ocasionado amenazas de bombas en nuestras oficinas, de interrupciones durante nuestras reuniones y de multas por haber viajado “ilegalmente” a Cuba. 

Nuestros líderes han participado en varios congresos en Cuba invitados por el PCC.  Algunos de ellos son el Foro de Sao Paulo de 2002, el “Encuentro Internacional de Solidaridad entre Mujeres” en 1998 y el taller de “Socialismo hacia el siglo XXI” en 1997, en el cual Stephen Durham, miembro del Comité Nacional del FSP, presentó un ensayo titulado “Defendamos a Cuba y construyamos el socialismo por medio de un reagrupamiento internacional dirigido por Cuba”. 

En 1999 dirigimos la creación de una coalición de izquierda para organizar reuniones públicas y para proveer protección, vivienda y transporte para la delegación cubana de la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en Seattle.  Empleados de la Sección de Intereses de Cuba se alojaron en nuestros hogares durante los meses previos a la reunión de la OMC, entre otros, Fernando Ramírez de Estenoz, el director de la Sección de Intereses en Washington, D.C.  Además de participar en las protestas contra la OMC, organizamos un grupo comunitario de protección para la conferencia del Ministro de Asuntos Exteriores Felipe Pérez Roque.  Desde entonces, miembros de nuestro partido se han reunido en distintas ocasiones con el personal de la Misión Cubana en la ciudad de Nueva York y el FMC para discutir una amplia gama de asuntos. 

Finalmente, en 1996 camaradas del FSP presentaron en sus sindicatos una resolución contra el embargo y, como resultado, el Consejo Laboral del Estado de Washington, organización filial de la AFL-CIO, adoptó una postura pública haciendo un llamado a favor del cese del embargo. 

Nuestra función como revolucionarios de EEUU 

Creemos que como revolucionarios en el corazón del imperialismo, tenemos la responsabilidad de ayudar a construir un movimiento revolucionario en este país que pueda derrocar al capitalismo de EEUU y crear un sistema socialista que pueda auxiliar a aquéllos que luchan por la libertad en todo el mundo. 

Nuestro apoyo al pueblo cubano no es abstracto; es una lucha activa contra los enemigos de clase de la Revolución Cubana en EEUU pues éstos son también enemigos de nuestra clase trabajadora.  La continua existencia de la Revolución Cubana es muy importante para nosotros como símbolo viviente de lo que el socialismo podría significar para el mundo.  Sentiríamos un gran pesar si lo destruyera el imperialismo, mismo pesar que sentimos cuando se desplomó la Unión Soviética – a pesar de nuestras fuertes críticas a su régimen burocrático y a la historia de genocidio político llevado a cabo por el partido estalinista contra los simpatizantes de León Trotsky.  Criticamos al régimen soviético pero defendimos sus logros hasta que fueron minados y destruidos por el imperialismo mundial. 

Una obligación de amigos 

Durante las más de cuatro décadas de existencia de nuestro partido, hemos sido amigos y defensores de la Revolución Cubana; sin embargo, consideramos nuestro deber de amigos el decir la verdad orientados por nuestra perspectiva. 

Aceptamos las críticas a nuestras perspectivas y estamos dispuestos a dialogar; sin embargo, esperamos que abandone Ud. su argumento de que el FSP está trabajando para la CIA.  Las semillas de las discordia también se siembran cuando las personas como usted confunden deliberadamente a los amigos con los enemigos.  Ésa es una manera más de frenar a la Revolución Cubana y finalmente de imposibilitar la búsqueda de un camino hacia el socialismo mundial.  Sería triste que Ud. esté tan cegado por su hostilidad hacia el trotskismo que insita en fomentar la paranoia y el sectarismo en el movimiento socialista en lugar de fomentar la solidaridad de la clase trabajadora internacional. 

Espero tener noticias suyas y poder continuar este diálogo en un plano superior. 

En la lucha, 

Guerry Hoddersen

Secretaria Internacional del FSP – EEUU 

______________________________________________________

Algunos artículos y declaraciones del Partido de Libertad Socialista sobre Cuba

A changing of the guard in Cuba: Hopes for disaster by the revolution’s enemies are overblown, but not unfounded
www.socialism.com/drupal-6.8/?q=node/431

Cuba and Iran stand up to the U.S. bully
www.socialism.com/fsarticles/vol28no6/28619editorials.html

Cuba: danger from el norte, but hope to the south
www.socialism.com/fsarticles/vol27no5/27503Cuba.html

Travelers to Cuba: don’t ‘fess up or pay up!
www.socialism.com/fsarticles/vol27no3/editorials.html

Cuba refuses to hand over exiled former Panther Assata Shakur
www.socialism.com/fsarticles/vol26no4/shakur.html

New U.S. threats against Cuba
www.socialism.com/fsarticles/vol25no3/cuba.html

Declaración del Partido de Libertad Socialista en defensa de Cuba
Paremos la agressión de EEUU!
(Spanish) socialism.com/drupal-6.8/?q=node/221

Make it one Cuba Libre, please
(English) www.socialism.com/fsarticles/vol18no3/183CFcol.html
(Spanish) www.socialism.com/fsarticles/vol18no3/183CFcolspanish.html

Cuba: What’s a revolution to do?
www.socialism.com/fsarticles/vol24no2/editorials.html

Cuba: Visiting U.S. medical student learns to make house calls
www.socialism.com/fsarticles/vol22no3/Action.html

Brigada a Feminista Internacional a Cuba: Eyewitness to a vibrant revolution under siege
(English) www.socialism.com/fsarticles/Vol18no4/184englishcubastories.html
(Spanish) www.socialism.com/fsarticles/Vol18no4/184espanolcubastories.html

Cuba trade sí, Yankee bullying no!
www.socialism.com/fsarticles/vol17no3/can173.html

Share with your friends










Submit