Los derechos de los inmigrantes son los derechos de los trabajadores

Share with your friends










Submit

This statement in English / Este declaracions en inglés
Desde el 2006, masivas marchas por los derechos de los inmigrantes han bloqueado la aprobación de legislación racista en el Congreso, tal como el proyecto Sensenbrenner, que exigía propuestas inaceptables tales como los programas de trabajadores “Bracero”, los sistemas nacionales de tarjetas de identidad y el aumento en la militarización de la frontera.
Ésas fueron enormes victorias que debemos defender. Por eso las Mujeres Radicales y el Partido de Libertad Socialista han firmado una Carta Abierta publicada por Grassroots Immigrant Justice Network, grupo recientemente fundado por líderes de los movimientos de derechos de inmigrantes y laborales en todo el país.

Por una reforma migratoria basada en la igualdad y la dignidad, y no en la codicia corporativa

Es un llamado a favor de “una estrategia diferente para discutir la Reforma Integral de Migración. Debemos fomentar un debate nacional con base en la inmigración como un asunto de movilidad laboral y de derechos humanos, no como una cuestión de seguridad nacional y aplicación de las leyes. Los inmigrantes han contribuido enormemente a los EEUU y por eso se les debe conceder el derecho a vivir aquí legalmente y sin temor. Debemos reconocer la migración como un fenómeno mundial y ocuparnos de las causas económicas fundamentales de la migración.
A continuación se encuentran algunos fragmentos de la carta, la cual propone que el debate nacional sobre la reforma migratoria incluya lo siguiente:

  • Construir puentes entre los pueblos de EEUU y México en lugar de muros que los segreguen… acabar con la militarización de la frontera.
  • Todos los inmigrantes merecen los mismos derechos integrales de que gozan los ciudadanos de EEUU, no una condición de ciudadanos de segunda clase.
  • Se deben eliminar los programas de trabajadores tipo Bracero y otras formas de explotación laboral, y se debe crear un sistema laboral que beneficie a los trabajadores y sus familias, y no a las corporaciones y a la agroindustria.
  • Poner fin a la criminalización del trabajo por medio de E-verify, de las “redadas silenciosas”, y otras tácticas utilizadas para efectuar despidos masivos de trabajadores.
  • Los inmigrantes y sus familias tienen el derecho a vivir en sus comunidades sin temor. Alto a las redadas y deportaciones, alto a las políticas de “aplicación de la ley primero”… eliminar la privatización del sistema carcelario.

    El proyecto de ley Gutiérrez ofrece falsas esperanzas

    Además la carta advierte que el proyecto presentado en la Cámara de Representantes por Luis Gutiérrez (CIR ASAP Act de 2009):

    …no ofrecerá un camino justo y rápido para los millones de inmigrantes indocumentados que merecen la oportunidad de normalizar su estatus rápida y económicamente. Al contrario, el proyecto crea una nueva visa de estatus condicional de no inmigrante.
    El proyecto Gutiérrez incluye la AgJOBS Act de 2009, la cual otorgaría visas temporales de “tarjeta azul” a los trabajadores agrícolas indocumentados que hayan estado viviendo en Estados Unidos. En el pasado, los programas de visas temporales como el infame Programa Bracero han estado plagados de abusos y han beneficiado a las empresas, no a los trabajadores.
    El proyecto Gutiérrez también incluye el DREAM Act, la cual tiene el propósito de ofrecer cuotas de colegiatura estatales a los hijos de inmigrantes indocumentados; pero otorga los préstamos y financiamientos universitarios con la condición de que estos jóvenes hagan algún tipo de “servicio social”, el cual incluye el servicio militar. Esto es inaceptable.

    Desde que se publicó esta Carta Abierta, los senadores Charles Schumer y Lindsey Graham han propuesto legislación aún peor, y el presidente Obama la ha apoyado. Propone el utilizar enormes cantidades de fondos para la militarización de la frontera, hace que la necesidad de los empleadores de mano de obra barata sea el factor determinante en el número de visas – y el tipo de visas – que se otorguen, y pone en uso un sistema nacional de tarjetas de identidad para todos los trabajadores de EEUU, tanto inmigrantes como nativos.
    Estos proyectos no toman en consideración las causas fundamentales de las masivas oleadas de migración a los EEUU, es decir, NAFTA y otros acuerdos de “libre comercio” que han destruido la vida del pueblo, sobre todo las de las mujeres y los niños vulnerables, y han arruinado la economía y el medio ambiente de los países utilizados como centros de mano de obra barata para las corporaciones transnacionales.

    Por la solidaridad más allá de las fronteras

    Construyamos un movimiento fuerte que acabe con el control que los intereses capitalistas ejercen sobre la reforma migratoria, para realmente revolucionar nuestra sociedad y para concentrarnos de nuevo en lo que es importante: la gente que hace el trabajo.
    La llamada legislación para una “reforma migratoria integral” que se nos pide que apoyemos, sirve a los intereses de las corporaciones y empleados de EEUU, no a los de los trabajadores.
    No hay que dejar que el temor de las redadas del ICE ni las falsas promesas de nuestros supuestos amigos en el Partido Demócrata nos convenzan de que nos conformemos con menos. Todos los trabajadores tienen el derecho de vivir con dignidad, sin temor, de trabajar un número justo de horas con un salario justo, con cuidado médico, con el derecho a votar y a organizarse, y de comenzar de nuevo, como lo han hecho millones en la historia de EEUU. En verdad somos sólo una clase trabajadora – ¡y es ahí donde reside nuestro poder!
    Para más información acerca de la Carta Abierta publicada por Grassroots Immigrant Justice Network, visita grassrootsimmigrantjusticenetwork.blogspot.com, o llámanos para hablar de este asunto.
    Publicado por las Mujeres Radicales y el Partido de Libertad Socialista

  • Share with your friends










    Submit